Offers and bonuses by SkyBet at BettingY com

¡Muchísimas gracias por participar en el XXII CEA!

Ya ha pasado una semana desde que partió de Guirguillano el autobús con los participantes de la última actividad del XXII CEA. Poco a poco vamos volviendo a la normalidad del día a día pero nos queda el buen recuerdo de unos momentos inolvidables.

Como bien sabéis muchos de vosotros, desde la organización del CEA es complicado vivir todos los momentos que tienen lugar en estos encuentros. Aún así, pudimos ser testigos de la enorme labor que desarrolláis en vuestras agrupaciones y observatorios. Gozamos con Júpiter, sus vientos y el baile de sus lunas; disfrutamos de los fenómenos producidos por los cuerpos más pequeños (meteoros, bólidos y meteoritos) y de los más violentos procesos del universo que producen explosiones de rayos gamma o en procesos alimentados por salvajes agujeros negros; os escuchamos hablar de los fotones estelares que nos gusta ver, contar y describir pero también de esos otros fotones que emiten las farolas que pagamos todos y que contaminan nuestras imágenes del cielo y el cielo mismo; también de esos fotones en el rango de la radio, que transportan vuestras palabras y que nos encanta escuchar pegados al transistor o a través de la red. En busca de cielos estrellados viajamos con vosotros a La Palma, Aragón, Valencia, Chile, Finlandia y a otros rincones de este "Punto Azul" pálido en el que vivimos. Y sin cielo estrellado aún, nos pusimos a medir la actividad del Sol. Aprendimos a sacarle el arco iris a las estrellas aplicando grandes dosis de ingenio, y a ver dos estrellas moviéndose parejas donde pensábamos que sólo había una. Vimos cómo disfrutar de la Astronomía enseñando Astronomía, montando telescopios para divulgar y poniendo el ojo sobre el ocular. Y si puede ser, acompañarnos de tiza y carboncillo, ¡para que no se nos olviden las maravillas que vemos allá arriba! Nos explicasteis como tener un astro-equipo de la mano del pingüino, como hacer programas de procesado, o incluso a imprimir nuestras propias piezas.

XXIICEA grupo Foto de grupo del XXIICEA. El Comité Organizador quiere agradecer la particiapción de todos lo que compartisteis esos días inolvidables con nosotros. Vuestra sonsrisa es nuestro mayor reconocimiento. Gracias.

Hemos disfrutado desde el principio, desde esas palabras esperanzadoras de la consejera de cultura del Gobierno de Navarra, en las que defendía el cielo estrellado como patrimonio de todos, hasta esa emotiva "noche de luna llena sin luna" que vivimos bajo las estrellas del gran proyector Zeiss. Desde el reconocimiento a toda una vida de Astronomía y compromiso por la protección de nuestros cielos que ofrecimos a nuestro compañero Josep M. Bosch, hasta las increíbles imágenes que muchos de vosotros extraéis de lo más profundo de la noche y que han merecido el premio de los expertos. Nos ha impresionado la imaginaria aventura espacial de Matrioshka, pero también que en este país siga habiendo héroes que se esfuerzan por publicar libros y manuales de Astronomía para todos. Y ¡cómo no! esos tres ilustres cordobeses, Álvaro Giménez Cañete, Ángel Rafael López Sánchez y David Galadí Enríquez que han venido desde el sur (uno de ellos desde muy al sur) para contarnos cosas maravillosas de lo que más nos gusta. Y esta vez, nadie ha tenido que mojarse los pies en las aguas del río Arga a su paso por Puente la Reina: hace ya mil años que construyeron ese magnífico puente que pudimos cruzar a pie en nuestra visita a esta preciosa localidad que tanto ha trabajado por controlar la contaminación lumínica.

Y hablar, hablar mucho, hasta quedarnos afónicos, con muchos acentos diferentes pero con la misma pasión común. Una vez más, y ya han sido XXII, hemos disfrutado de unos días de Astronomía de la buena, de esa que hacemos porque nos apetece, porque nos gusta, porque disfrutamos de la observación del cielo y de quienes la comparten con nosotros.

Esperamos que para vosotros haya sido útil este encuentro, y que el esfuerzo que habéis realizado para venir a Pamplona haya merecido la pena. Nos gustaría que los nuevos tiempos que se abren en el campo de la lucha contra la contaminación lumínica tengan continuidad en los próximos años para caminar juntos en la limpieza de nuestros cielos. Esperamos también que los programas de formación y los nuevos proyectos planteados a la comunidad de astrónomos amateurs por parte de la Sociedad Española de Astronomía en coordinación con la Federación que nos representa a todos den sus frutos en los próximos años y que seamos muchos los que nos beneficiemos de ellos.

Queremos reconocer la aportación de muchas entidades, instituciones y empresas que con su ayuda, trabajo y compromiso, han hecho posible este XXII CEA. Es una gran satisfacción comprobar como son muchos los que quieren ver su marca comercial o institucional al lado de las nuestras, apoyando una causa que merece la pena de verdad.

Muchas gracias por acudir a Pamplona-Iruña y por compartir con este equipo vuestra Astronomía. Con quienes habéis venido hemos hecho nuevas amistades y renovado las antiguas. Y sobre todo, habéis conseguido que desde ya estemos deseando que llegue el día de vernos de nuevo en el XXIII CEA.

Por último desear mucha suerte y mucho ánimo a nuestros amigos y compañeros de AstroCuenca, sabéis que podéis contar con nuestro apoyo y que os echaremos una mano en todo lo que podamos ser de utilidad.

Muchísimas gracias por participar en el XXII CEA, ha sido un verdadero placer haber compartido este congreso con vosotros y vosotras ¡os deseamos felices y despejados cielos!

 XXII CEA

Comité Organizador Local

ImprimirCorreo electrónico